¡Registra tus propios números 0900/518 y locales directamente en línea!

España:900-983 420

Declaración de privacidad

Válido a partir del 1 de mayo de 2018

Esta política de privacidad describe cómo Belfabriek recopila, procesa y comparte los datos y las opciones que usted puede hacer con respecto a este procesamiento.

Esta política de privacidad se aplica a los siguientes usuarios:

Visitante del sitio web

Cuando usted visita nuestro sitio web, utilizamos tanto cookies funcionales como cookies analíticas. Estas son necesarias, por ejemplo, para que nuestra tienda de números de servicio u otros servicios funcionen, y para aumentar la facilidad de uso para los visitantes.

El uso de cookies es seguro. Los datos se anonimizan en la medida de lo posible y no se comparten con otras partes. Las cookies tampoco se utilizan para las campañas de correo electrónico y telemarketing.

Cuando usted realiza un pedido, su dirección IP se almacena como parte del mismo. Esto es para prevenir el abuso o el fraude.

Usted es el propietario de un número de servicio

Cuando solicita un número de servicio en nuestra tienda de números, le pedimos algunos datos sobre su organización y sobre la persona de contacto dentro de su organización. Esta información se envía durante la solicitud a través de una conexión segura https entre el navegador y nuestro servidor y es utilizada exclusivamente por nosotros para realizar la solicitud y la conexión de su número de servicio.

Es posible que se solicite información adicional durante el proceso de solicitud. Se trata de información solicitada por la autoridad designada por el gobierno del país en el que usted solicita un número, para poder asignar un número de servicio. Esta información varía de un país a otro, de un tipo de número a otro y depende de la legislación local.

Una vez conectado su número de servicio, se conservan datos sobre el uso de su número. Esto incluye el número de la persona que llama (si no está protegido), el día y la hora de la llamada, la duración de la misma y el número al que se entregó la llamada. Toda esta información es necesaria para facturar correctamente el uso de su número.

Si utiliza nuestro servicio de contestador automático digital o de grabación de llamadas, los mensajes o las llamadas se almacenarán como archivos de audio. Las grabaciones del servicio de contestador digital se envían por correo electrónico al propietario del número. Las grabaciones del servicio de grabación de llamadas se destruyen después del periodo de retención establecido por el propietario del número.

Como propietario del número, puede ver todos sus datos en el entorno de cliente en línea My Belfabriek. Aquí también puede ajustar o corregir sus propios datos. Además, dentro de My Belfabriek puede descargar su historial de llamadas y las grabaciones en formatos estándar.

Envíenos un correo electrónico Utilizamos Transport Layer Security (TLS) para cifrar y asegurar nuestro tráfico de correo electrónico. Si su proveedor de correo electrónico no es compatible con TLS, su correo electrónico puede enviarse sin seguridad hasta que llegue a nuestros servidores.

Está llamando a un número de servicio

En cada llamada telefónica se incluye el número de teléfono de la persona que llama. De este modo, el receptor ve en la pantalla quién llama. Si no quiere que el receptor sepa el número desde el que llama, póngase en contacto con su proveedor para desactivar el servicio de reconocimiento de números.

Si el número al que llama le ofrece la posibilidad de dejar un mensaje grabado, este mensaje se graba y se envía al propietario del número como un archivo de audio. El archivo ya no es conservado por nosotros.

Si el número al que ha llamado utiliza la grabación de llamadas, es posible que el contenido de la llamada se guarde como archivo de audio. Normalmente se le informará de ello al principio de la llamada. El propietario del número al que ha llamado podrá indicarle cuánto tiempo se guardan estas llamadas y para qué se utilizan.

Compartir información personal

No compartimos información personal con terceros, excepto en el caso de quejas o sospechas de fraude u otros delitos; entonces compartimos la información con las organizaciones pertinentes, como la policía o los operadores de red.